EL AYUNTAMIENTO SE IMPLICARÁ EN LA ADECUACIÓN DE LA FINCA LA CERCA PARA QUE TENGA EL USO QUE MERECE

La Delegada de Medio Ambiente ha visitado recientemente la Finca y ha podido comprobar el lamentable estado en el que se encuentra tras años de dejadez

cerca

La finca “La Cerca”, situada en la conocida Carretera de Olivares de la localidad de Sanlúcar la Mayor, con una superficie de casi 16,000 hectáreas, y que años atrás ha servido al municipio por sus interesantes recursos y fines ecológicos, fue cedida al Ayuntamiento mediante escritura pública el 4 de febrero de 1999 con destino a instalación de un centro de formación de actividades agrarias intensivas para su desarrollo y puesta en valor, y así contribuir al crecimiento sostenible de nuestra ciudad.

Hace unos días que la Delegada de Medio Ambiente, Elo Cantos, visitaba este terreno, acompañada de los técnicos de Medio Ambiente, Urbanismo y Obras y Servicios para conocer de primera mano el estado actual de la finca “La Cerca”. El lamentable estado en el que se encuentra tras muchos años de dejadez, ha determinado que desde el consistorio se prevea actuar con urgencia para dar una solución a este asunto a la mayor brevedad posible.

Elo Cantos ha señalado que “siendo una finca con grandes e interesantes recursos y cedida para fines ecológicos entre otros, está siendo utilizada por algunos ciudadanos e intrusos como vertedero de materiales altamente contaminantes, inflamables y tóxicos, lo que denota una irresponsabilidad total a la que hay que dar solución”. Esto implica la exposición de este entorno medioambiental que afecta de la misma manera a la fauna y flora del medio.

La Delegada ha propuesto como medida urgente, la adecuación de las instalaciones municipales que existen al igual que la limpieza de la finca y su cierre total con los medios oportunos, además de la señalización de carteles que informen de la titularidad de la finca así como las altas sanciones que conlleva el arrojar vertidos y basura en ella.

Desde ahora la finca “La Cerca” será altamente controlada y se comprobará el estado de conservación de la misma puntualmente, para que se eviten los vertidos de todo tipo de residuos (podas, construcción, etc.), las quemas que pudiesen provocar incendios, e incluso los cazadores furtivos que la utilizan como coto de caza. Por lo tanto, la Delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sanlúcar la Mayor ya trabaja en dar un uso adecuado a este terreno para que deje de ser un foco de infección y se convierta en una fuente de sostenibilidad de nuestra ciudad.

Antes de ser cedida al consistorio, la finca se dedicó al cultivo de flor cortada con una potente infraestructura de invernaderos, gestionada por la Fundación Dulce del Moral y previamente formando parte del Ministerio de Economía y Hacienda en tiempos de la UCD, fue adquirida para que fuera utilizada para la Casa de Moneda y Timbre, pero este proyecto fue desestimado y la finca se dedicó principalmente a la extracción de tierra vegetal para las zonas ajardinadas del recinto de la Exposición Universal de Sevilla de 1992.