Concierto extraordinario de la Banda de Ntra Sñra del Sol en el Convento Santa Rosalía

sol bandaGracias a la colaboración de la Fundación Cajasol el ciclo de conciertos en conventos sevillanos que organiza la Banda de Música Nuestra Señora del Sol se hará extensivo durante el año 2014 con un concierto el próximo viernes 27 de junio y otro que tendrá lugar en el mes de diciembre.

La Banda de Música Nuestra Señora del Sol ha producido ya dos ediciones de un Ciclo de conciertos de Cuaresma en los conventos de Sevilla en el que los amantes de la música y del arte religioso han podido deleitarse y, a la vez, colaborar con las comunidades religiosas en la conservación de su patrimonio. Con el objetivo de dar a conocer el patrimonio artístico de espacios tan singulares, y en ocasiones desconocidos, como son los conventos de Sevilla, muy necesitados de ayuda económica para su mantenimiento, se han llevado ya a cabo conciertos benéficos en los conventos de San Buenaventura, San José del Carmen (Las Teresas), Madre de Dios de la Piedad, Santa María del Socorro y en Real Monasterio de San Clemente.

El próximo concierto extraordinario tendrá lugar en la iglesia del Convento de Santa Rosalía (C/ Cardenal Spínola) a las 20,30 horas y en él la Banda de Música Nuestra Señora del Sol contará con la colaboración del Cuerpo de clarines de la Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora del Sol. Como en ocasiones anteriores, se trata de un concierto benéfico a favor de la comunidad religiosa, de clarisas capuchinas en esta ocasión, y la entrada es libre hasta completar aforo. Como siempre, a la salida de cada concierto habrá colocada una hucha en la que el público podrá hacer un donativo que será posteriormente ofrecido a la comunidad. Del mismo modo, se podrán comprar dulces a la finalización del concierto.

El concierto que tendrá lugar el próximo viernes 27 de junio, y que lleva como título Músicas para el mes de junio en Sevilla, propone un sugerente programa que incluye marchas procesionales eucarísticas y gloriosas, así como los toques de clarines popularmente conocidos como Lágrimas de San Pedro que se interpretan en el campanario de la Giralda durante la madrugada y la mañana de la festividad de San Pedro.